¿Qué puede hacer si tengo una tarjeta de crédito revolving?

1.- ¿Qué es un crédito o tarjeta de crédito revolving?

1.1.- ¿En qué consiste el crédito revolving?

Un crédito revolving consiste en un contrato de crédito entro un prestamista, mayoritariamente una entidad financiera, y un prestatario, mayoritariamente un consumidor, por el cual el primero cede una tarjeta de crédito al segundo para que, a su voluntad, utilice el crédito que se le presta con un límite máximo establecido a cambio de un interépactado.

Por ejemplo, contrato con la entidad financiera X un crédito revolving en el que se me cede una tarjeta de crédito que puedo usar para realizar mis compras rutinarias (comida, ropa, suministros, etc) o extraordinarias (viajes, comidas en restaurantes, entre otras) con un límite máximo de 3.000.- euros que no puedo sobrepasar, salvo que quiera incurrir en mora.

1.2.- ¿Qué contraprestación tiene y cómo se amortiza el crédito revolving?

A cambio de la línea de crédito concedida, el prestamista cobra un tipo de interés en función de la cantidad dispuesta por el prestatario que se liquida a final de mes junto con la amortización del capital dispuesto. Dicho capital dispuesto puede ser amortizado todo a un único plazo a final de mes volviendo a tener disponible todo el crédito o mediante cuotas constantes de capital e intereses a final de cada mes lo cual conlleva a no cubrir la totalidad del crédito prestado.

En el mismo ejemplo citado, tras usar 200.- euros para realizar la compra de comida y ropa, llegado el final de mes tras 15 días de haber dispuesto de la cantidad la entidad financiera X me cobra 1,64.- euros de intereses (20%). Si optara por la primera modalidad de devolución, debería devolver los 200.- euros dispuestos más el 1,64.- euros de intereses a final de mes.

Por el contrario, si optara por pagar una cuota fija de 71,64.- euros (amortización + intereses) o un porcentaje de lo dispuesto, seguiría debiendo, en el primer caso, 130.- euros que generarían nuevamente intereses hasta amortizar el total de lo dispuesto.

En todos los casos, el capital amortizado podría volver a usarse. De aquí surge la palabra revolving ya que el capital amortizado vuelve a estar disponible para el prestatario.  

Para más información puede consultar aquí.

2.- ¿Cuando puede ser abusivo el contrato de tarjeta de crédito revolging?

2.1.- Carácter usurero del tipo de interés

Los contratos de crédito con tarjeta revolving suelen ser condiciones generales de la contratación redactadas por la propia entidad financiera. Para la determinación del carácter abusivo debe prestarse atención al interés impuesto por la entidad financiera y la Ley de 23 de julio de 1908 sobre nulidad de los contratos de préstamos usurarios.

Como bien establece su artículo 1:

Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales”.

2.2.- Condiciones para entenderlo usurero el tipo de interés

Por tanto, si el interés impuesto en el contrato es notablemente superior al normal del dinero en el momento de la contratación, el contrato de crédito será abusivo. Esto es lo que ocurre ante los créditos revolving donde se estipulan intereses muy superiores al normal del dinero en una franja que puede variar entre el 20% y el 28%. A partir de un tipo de interés del 24% puede considerarse usurero y, por tanto, abusivo.

En todo caso, dependerá del momento de la contratación la determinación del carácter usurero del tipo de interés en función del interés normal del dinero vigente. El porcentaje de interés que debe tenerse en cuenta para su calificación usuraria será la Tasa Anual Efectiva (TAE) conforme a la Sentencia del Tribunal Supremo 149/2020, de 4 de marzo.

Así se ha visto aplicado en contratos de crédito y préstamo revolving de entidades financieras como WiZink, Cetelem, Bankia, CaixaBank o BBVA. Estas entidades ofrecían tarjetas de crédito revolving abusivas y usureras.

3.- ¿Qué puedo hacer si el tipo de interés es abusivo y qué consecuencias tiene?

3.1.- Nulidad del contrato de crédito revolving

Si el TAE de su tarjeta de crédito revolving es usurero, se puede exigir la nulidad del contrato ante las autoridades judiciales. Así lo establece el citado artículo 1 de la Ley de 23 de julio de 1908 sobre nulidad de los contratos de préstamos usurarios.

3.2.- Consecuencias de la nulidad del contrato de crédito revolving

La declaración de nulidad por parte de los Juzgados conlleva la apreciación de que el contrato no haya existido nunca y, en consecuencia, las partes deben devolverse las prestaciones conforme establece el artículo 3 de la citada ley:

Declarada con arreglo a esta ley la nulidad de un contrato, el prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida; y si hubiera satisfecho parte de aquélla y los intereses vencidos, el prestamista devolverá al prestatario lo que, tomando en cuenta el total de lo percibido, exceda del capital prestado

Por tanto, el prestatario deberá devolver la cantidad utilizada como crédito sin tener en cuenta los intereses y las comisiones y, en contrapartida, la entidad financiera deberá devolver los importes amortizados por el prestatario.

Es decir, teniendo en cuenta el ejemplo anterior, si el prestatario hubiera dispuesto un total de 1.500.- euros de los 3.000.- euros disponibles como línea de crédito y hubiera pagado cuotas mensuales (intereses, amortización y comisiones) que acumuladas ascendieran a 2.500.- euros, entonces, la entidad financiera debería devolver la cantidad de 1.000.- euros (2.500.- euros – 1.500.- euros).

4.- ¿Qué ocurre si las cláusulas del contrato de tarjeta de crédito revolving son ilegibles?

El artículo 80 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, exige, ciertamente, que las cláusulas de los contratos de adhesión con consumidores cumplan determinados requisitos, y entre ellos los de «accesibilidad y legibilidad, de forma que permitan al consumidor y usuario el conocimiento previo a la celebración del contrato sobre su existencia y contenido«; la norma agrega que «en ningún caso se entenderá cumplido este requisito si el tamaño de la letra del contrato fuese inferior al milímetro y medio o el insuficiente contraste con el fondo hiciese dificultosa la lectura«.

Lo mismo cabe predicar del artículo 7.b) de la Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre condiciones generales de la contratación que predica lo siguiente: «No quedarán incorporadas al contrato las siguientes condiciones generales: a) (…); b) Las que sean ilegibles, ambiguas, oscuras e incomprensibles, salvo, en cuanto a
estas últimas, que hubieren sido expresamente aceptadas por escrito por el adherente y se ajusten a la normativa específica que discipline en su ámbito la necesaria transparencia de las cláusulas contenidas en el contrato.«

Dichos incumplimiento conllevan que las cláusulas no sean incorporadas al contrato y, por tanto, se entiende que no existen. En consecuencia, debe devolverse el dinero pagado de más durante la vigencia del contrato.

5.- ¿Cómo puedo conseguir la documentación de mi tarjeta de crédito revolving?

El despacho se encarga de realizar los trámites necesarios para recopilar la documentación del afectado por la tarjeta revolving dada la inactividad de las entidades financieras de facilitar una documentación que les pertenece y que debe ser remitida de forma gratuita.

RECLAMACIÓN DENTIX

¡Reclame su dinero!

Haga como otros afectados y reclame el dinero abonado de más por el tratamiento que no ha recibido por la entidad DENTIX.

Saber más.

¿Soy afectado del cártel de fabricantes de coches

¡Reclame su dinero!

Súmase a otros afectados por el cártel de los fabricantes de automóvil y reclame la indemnización que le corresponde.

Saber más.